La Tahona de Besnes
EL LUGAR QUE BUSCABAS
Como en casa
SOMOS UN COMPLEJO RURAL COMPUESTO POR UN PEQUEÑO HOTEL Y 5 CASAS DE DISTINTAS CAPACIDADES,
COMPLETAMENTE INTEGRADO EN LA ALDEA DE BESNES
Respira calma
SIENTE LA MAGIA DE ESTE LUGAR DONDE LOS SONIDOS ACUNAN TU DESCANSO
Sabor a hogar
DISFRUTA DE NUESTRAS RECETAS CASERAS EN UN AMBIENTE TRANQUILO
Paraíso activo
MAR O MONTAÑA. EL PRIVILEGIO DE TENER A 20 MINUTOS LAS PLAYAS MÁS EJEMPLARES
O CAMINAR POR LOS IMPRESIONANTES PICOS DE EUROPA
Mimamos tu estancia
PODÉIS DISPONER DEL COMPLEJO EXCLUSIVAMENTE PARA VUESTRAS FIESTAS, CURSOS, ENCUENTROS FAMILIARES.
CONTADNOS QUE DESEÁIS Y HAREMOS LO IMPOSIBLE POR COMPLACEROS

RESERVA POR NUESTRA WEB

Y CONSIGUE UN 

5 % DESCUENTO

Código Promocional: TAHONA5

event
event

La Tahona de Besnes

La Tahona de Besnes es un centro de turismo rural que ofrece la excelencia de Asturias en las mejores condiciones y en un entorno único.

El complejo, rehabilitado con esmero,  está compuesto por un hotel de temporada con 13 habitaciones exclusivas, un restaurante y 5 casas rurales de distintas capacidades, desde 2 hasta 14 plazas,  para ajustarse a las necesidades de familias y grupos.

La renovada Tahona abre sus puertas a múltiples posibilidades, desde disfrutar de la riqueza arquitectónica, la gastronomía  y las tradiciones populares, a gozar de un sinfín de actividades como senderismo por los caminos de Picos de Europa, rutas a caballo o en bicicleta, descenso en canoa, rafting, barranquismo, escalada, espeleología, pesca… y por supuesto, disfrutar de un día de playa.

Tras una intensa búsqueda optamos por este lugar, además de por su situación estratégica, porque reúne las condiciones necesarias para lo que nosotros buscábamos: ofrecer descanso, trato cercano, belleza; en definitiva, conseguir que el viajero se sienta como en casa.

Pequeña Historia

Esta antigua tahona, construida a principios de siglo, abastecía de pan al concejo de Peñamellera Alta (en asturiano y forma oficial El Valle Altu de Peñamellera). Actividad que abandonó hacia 1970, con la llegada de la industria panadera moderna. No fue hasta el boom del turismo rural en los 80, cuando se procede a la restauración de este mágico lugar cargado de historia. El Principado de Asturias decide restaurar contados lugares clave del mapa asturiano, y concederles nueva vida como hoteles rurales con un encanto especial. Es así como la Tahona de Besnes resurge. Esta vez no ofrece pan ni harina, sino cobijo a viajeros de todo tipo, especialmente a amantes del norte de nuestra geografía.

Además de ocuparse de la reconversión del edificio principal, se procedió también a rehabilitar distintas dependencias asociadas, que en la actualidad se han convertido en las 5 casas rurales que la Tahona ofrece a familias y grupos que quieren contar con un hogar completo para sus vacaciones:

  • EL MOLINO GRANDE Y EL MOLINO PEQUEÑO eran ambas la antigua casa del molinero, y se dividía en vivienda y almacén para el grano y la harina. Están situadas en frente del molino de agua original donde, respetando el entorno, se han ubicado unas barbacoas con mesas y espacio para disfrutar.
  • LA TABLÁ Y EL PAJAR eran la edificación donde se guardaban los animales y la paja, hoy convertidas en dos apartamentos rurales de una planta con entradas independientes.
  • EL CORREDOR era la típica casa donde residían los vecinos de la aldea:  de paredes de piedra, con galería de madera y un pequeño porche a la entrada.
  • Casonas Asturianas
    La Tahona de besnes